6 beneficios de ser un trabajador remoto asistente virtual

Quick Links

A partir de 2021, aproximadamente  el 58,6 por ciento de los  empleados estadounidenses trabajaban desde casa debido a la pandemia de COVID-19. A medida que las operaciones laborales vuelven a la normalidad, muchos empleados se muestran reacios a volver a la oficina.

¿Sabías que puedes convertirte en trabajador remoto de forma permanente como asistente virtual?

Si bien ser un VA conlleva el beneficio de trabajar desde casa, las ventajas laborales no terminan ahí. Continúe leyendo para saber por qué convertirse en un asistente remoto virtual es una opción popular y cómo puede comenzar.

¿Qué es un asistente virtual?

Un asistente virtual es una persona que normalmente trabaja por cuenta propia y opera como un trabajador remoto. Esto significa que en lugar de ser un empleado de una empresa, la empresa se considera su cliente.

Sus habilidades se relacionan con tareas administrativas, técnicas y creativas, como la gestión de horarios o cuentas de redes sociales. Ofrecen  su experiencia  a empresas como bufetes de abogados, agencias inmobiliarias e incluso entidades individuales.

1. Administre su horario

Uno de los beneficios más atractivos de convertirse en asistente virtual y trabajador remoto es la libertad de administrar su horario. Puede decirles a los clientes cuándo está disponible, ya que trabaja para usted.

Puede elegir trabajar a tiempo completo, a tiempo parcial o incluso por temporada, siempre que pueda encontrar clientes con los que trabajar. Esto puede ayudarlo a crear un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida y tener más tiempo para hacer lo que ama.

2. Establezca sus tarifas

Ser un VA también tiene el beneficio de tener un mayor control de sus ingresos. Ya no tienes que crear una larga lista de logros para convencer a tu jefe de que te dé un merecido aumento.

Sin embargo, debe asegurarse de que su tarifa se relacione con su valor para atraer clientes y satisfacerlos. Si no está seguro de cuáles deberían ser sus tarifas, investigue regularmente para seguir siendo competitivo.

3. Trabajar desde casa

El trabajo de asistente virtual no requiere viajes a una oficina física. Eso significa que puede configurar su espacio de trabajo en la comodidad de su hogar.

Si bien muchos trabajadores comenzaron a trabajar desde casa como resultado de la pandemia de COVID-19, usted se convertirá en un trabajador remoto permanente como asistente virtual. Esto tiene el beneficio adicional de poder trabajar de manera más eficiente.

Mayor eficiencia

A algunas personas les preocupa que convertirse en asistente virtual y trabajar desde casa pueda significar volverse menos productivos. Sin embargo, muchos trabajadores encuentran que lo contrario es cierto.

Una encuesta encontró que el  60 por ciento de los trabajadores  se encontraron más productivos y comprometidos mientras trabajaban desde casa de lo que esperaban. Para muchas empresas, esto podría significar depender más de los trabajadores remotos en el futuro.

4. Ahorre en transporte

Convertirse en un asistente remoto virtual significa ahorrar en transporte en términos de tiempo. Algunos trabajadores pasan horas del día sentados en el tráfico, especialmente en las grandes ciudades, lo que significa menos tiempo con familiares y amigos.

Esto también significa gastar más en transporte. Ya sea que conduzca al trabajo o use el transporte público, está perdiendo dinero en pases de autobús y gasolina. Un asistente virtual no tiene que preocuparse por estos gastos.

5. Relájate mientras trabajas

Con más personas trabajando desde casa que nunca, los trabajadores están encontrando formas de disfrutar más de su trabajo, lo que incluye estar más cómodos. La ropa formal de negocios puede ser restrictiva e incómoda, lo que distrae.

Poder trabajar con tus pantalones de chándal favoritos mientras estás envuelto en una manta no solo es más cómodo, sino que también puede ayudarte a relajarte y mejorar tu concentración.

6. Trabaja mientras viajas

Después de años de prohibiciones de viaje y duras restricciones,  dos tercios de los estadounidenses  planean viajar este año. Como asistente virtual y trabajador remoto, tiene más libertad para hacerlo que el trabajador promedio.

En lugar de estar limitado por PTO, puede llevar su trabajo con usted mientras viaja. También puede organizar su horario para adaptarse a viajar con más frecuencia y por períodos prolongados.

Cómo convertirse en un asistente virtual

Ser un VA no requiere ninguna educación o experiencia especial. Sin embargo, si desea convertirse en asistente virtual y trabajador remoto, debe desarrollar ciertas habilidades, obtener el equipo adecuado y encontrar los clientes adecuados.

Considere sus habilidades

Tener la libertad de estructurar tu trabajo como asistente virtual también te permite decidir qué habilidades quieres ofrecer a tus clientes. Algunas de las habilidades más buscadas se enumeran a continuación.

  • Conocimientos de computación
  • Comunicación escrita y verbal
  • Programación y organización
  • Atención a los detalles

Aquellos con las habilidades mejor desarrolladas en estas áreas son los más competitivos para los empleadores y pueden ayudarlo a conseguir los mejores clientes.

Obtenga su equipo

No importa si planeas ser un trabajador remoto a tiempo parcial o completo, debes separar tu equipo personal y tu equipo de trabajo. Puede invertir en nuevos equipos o dedicar los equipos actuales a su trabajo.

Los suministros esenciales para un asistente virtual incluyen una conexión a Internet confiable (inalámbrica o por cable), una computadora y un teléfono celular. Sin embargo, también puede encontrar útiles un espacio de trabajo dedicado, monitores adicionales y auriculares.

Encuentre los clientes adecuados

La clave del éxito como asistente remoto virtual es encontrar los clientes adecuados para trabajar. Hay dos maneras en que puede comenzar, ya sea por su cuenta o con un reclutador.

Comenzando por su cuenta

Si desea intentar convertirse en un trabajador remoto por su cuenta, debe esperar comenzar lentamente. Hay mucha competencia para convertirse en un asistente virtual y es posible que pierda trabajos más grandes para los asistentes virtuales más experimentados.

A medida que adquiera experiencia, siéntase cómodo aceptando oportunidades con salarios más bajos a medida que asciende. Cuanta más experiencia gane, más podrá establecer sus tarifas.

Trabajar con un reclutador

La segunda opción es trabajar con un reclutador para conectarlo con los clientes. Cuando presenta una solicitud en una empresa de reclutamiento, obtiene acceso a un grupo de clientes que buscan a alguien con su experiencia y tarifa por hora.

Comience como trabajador remoto ahora

Convertirse en asistente virtual y trabajador remoto puede ofrecerle más libertad, menos estrés y mejores oportunidades. Comenzar con el pie derecho y encontrar los clientes correctos puede llevarlo al éxito más rápido.

Si desea obtener acceso a mejores oportunidades como asistente remoto virtual,  puede postularse  como asistente virtual independiente hoy.